¿Qué ocurriría si el Módulo “Passivhaus” instalado en Pamplona en la “Carrera de hielo”, no estuviera aislado con GUTEX?

 

La exposición al público que en Pamplona se viene realizando desde el lunes 8 de junio hasta el 19 del mismo mes, pretende demostrar las consecuencias de una construcción muy eficiente, en comparación con una poco eficiente y/o viceversa.

Para ello, la empresa BAU PASSIVHAUS, organizadora del evento, en colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona, Dpto. Medio Ambiente, ha colocado dos módulos que contienen en su interior 1 m3 de hielo.

 CH2

Ambos módulos de dimensiones idénticas, han sido construidos de igual manera, salvo en dos aspectos: el modelo eficiente (Modelo Passivhaus) dispone de un buen aislamiento (GUTEX Thermofibre) y de una ventana de altas prestaciones técnicas de la marca GAULHOFER.

 CH3

Son estos dos aspectos una buena parte de los que el Passivhaus Institut (Instituto alemán de la construcción pasiva) determina en su “Estándar Passivhaus” para lograr los valores exigibles para su certificación, a fin de conseguir un máximo de demanda de energía primaria inferior a 15 kWh/m2año, (en el uso de la calefacción y refrigeración del edificio, respectivamente).

Que un edificio aislado es más eficiente que otro que no lo está, resulta, a estas alturas, del todo conocido por el público en general.

Lo que si resulta curioso y posiblemente más novedoso, dando lugar a un interrogante o a una reflexión, es que esta exposición se está haciendo en verano y que se toma, como material demostrador de la experiencia comparada, a un cubo de 1 m3 de hielo.

Es decir, se está poniendo a prueba la eficiencia del aislamiento desde la perspectiva funcional de impedir la entrada de calor (al contrario a lo que estamos acostumbrados a pensar en la función del aislamiento como protector de la pérdida de calefacción en invierno).

Esto pone en evidencia uno de los valores de que disponen los aislamientos, además de la más normalmente conocida, la conducción del calor y que es la capacidad de acumular el calor, o sea, retenerlo.

En ello juegan dos cualidades de los materiales aislantes, contempladas en la Normativa vigente del CTE (Código Técnico de la Edificación) que son: la capacidad calorífica específica y la densidad, los cuales dan lugar a la capacidad térmica.

Poniendo en relación la conductividad con la capacidad térmica obtendremos la velocidad a la que el calor va a atravesar el aislamiento.

Por tanto, ya tenemos dos cualidades propias del material en su función como aislamiento térmico: la cantidad de calor que va a transmitirse de un lado al otro de la edificación y la velocidad a la que éste va a atravesarla. Son estos dos aspectos que determinan el cuánto y el cómo.

Con los datos de conductividad y capacidad calorífica específica se obtiene además el tiempo que va a tardar en entrar el calor en la edificación, así como con qué grado de variación de la temperatura interior.

¿Son estos valores de protección a la entrada del calor iguales, o muy similares, para todos los aislamientos?

La respuesta a esta pregunta es, claramente NO.

Veamos los valores anteriormente citados en algunos de los aislamientos más conocidos.

AISLANTE CONDUCTIVIDAD

(W/mK)

DENSIDAD

(Kg/m3)

CAPACIDAD CALORIFICA ESPECIFICA

(J/kgK)

CAPACIDAD

TERMICA

(densidad * cap.cal.espfca)

VELOCIDAD TRASPASO

(conductiv / cap.trmca.)

GUTEX 0,039 35 2.100 73.500 0,53
EPS 0,035 35 1.030 36.050 0,97
LANA DE ROCA 0,036 32 830 26.560 1,36
LANA DE OVEJA 0,040 15 1.000 15.000 3,00

Fuente de datos: Programa U-WERT y fichas técnicas de fabricantes.

Es decir, a menor velocidad, mayor protección contra el calor.

Podemos decir entonces, que si se hubiera construido el módulo instalado en la Plaza del Castillo de Pamplona, con otros aislantes, la entrada del calor de estos días de junio, hubiera incidido, a diferencia con el que se encuentra aislado con GUTEX Thermofibre, de la siguiente forma:

  • Casi el doble si estuviera aislado con poliestireno expandido (EPS).
  • Más del doble si estuviera aislado con lana de roca.
  • El triple si fuera aislado con lana de oveja.

Por tanto, a la pregunta inicial de qué ocurriría en el módulo, tenemos la respuesta:

La cantidad de deshielo que se produciría en el módulo aislado sería significativamente mayor si se hubiera confeccionado con otros aislantes.

Esta es una de las claras diferencias entre los materiales aislantes que para la protección del calor en verano ofrecen valores muy distintos, mientras que en el terreno de la pérdida de calor por conductividad en invierno, las diferencias entre ellos, salvo nuevos productos en desarrollo, son muy pequeñas.

Todo ello configura el verdadero “aislamiento térmico”.

CH1

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

About Biohaus Goierri S.L.

Aprendemos de tus comentarios. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: