Archive | septiembre 2014

Parte VII.- Algunos puntos singulares para la estanqueidad al aire de la envolvente

 

  1. Definir e identificar la estructura de la estanqueidad sobre cada capa y cada plano, garantizándose la continuidad mostrando claramente lo que corresponde a aislamiento y lo que es estanqueidad al aire.
  2. Limitar al mínimo posible el número de perforaciones de la barrera de estanqueidad: Comparativamente PHI, en casas individuales recomienda limitarlas a 15 (ventanas+puertas+llegadas de instalaciones+salidas instalaciones+chimeneas…)
  3. Tener en cuenta la porosidad intrínseca de los materiales: tratamiento obligado de revestimiento o estructura de estanqueidad clara.
  4. Suprimir las cajas de persianas con enrollado interior.
  5. Maniobrar las persianas con mando a distancia.
  6. Imponer se realice el tratamiento de las conexiones losa-muro.
  7. Revestir conductos de chimenea minerales. No hacerlo con placas de cartón yeso.
  8. Dar preferencia a los conductos de humo metálicos. Preferiblemente en fachada.
  9. Suprimir los extractores de humo en cocinas.
  10. Prever el cuadro eléctrico en espacio caliente.
  11. Evitar las aspiraciones centralizadas con motorización en espacio frío.
  12. Suprimir los buzones encastrados.
  13. Dar preferencia a los ascensores en espacio frío con aperturas en recintos cerrados.
  14. Definir un local frio para el acceso al tejado, evitar las aperturas de acceso en lugar cálido.
  15. Concebir las estructuras portantes en función de la resistencia a la difusión de vapor de agua de los materiales constitutivos y de sus interacciones.
  16. Imponer la estanquidad de las juntas de dilatación.
  17. Con ventilación de simple flujo evitar los sistemas de calefacción por combustión alimentada por aire del interior.
  18. Definir la estructura de estanqueidad por debajo de los falsos techos; impedir techos fríos sin estanqueidad al aire.
  19. Verificar los sistemas de deshumidificación y pedir su nivel de permeabilidad al fabricante.
  20. Evitar las ventanas correderas con rail sencillo.

Fuente: “Le Guide de l’etancheité a l’air” de Jean Claude Scherner

Parte VI.- Cómo nos prevenimos de los daños por humedades en la edificación.

logo biohaus

Factores de influencia sobre el nivel del Potencial de Prevención de Daños en la Edificación (PPDE).

Un dato esencial  para la Prevención de Daños en la Edificación y las humedades, es la posibilidad de “redifusión”  en verano y, por consecuencia, el secado de la construcción acumulado en el invierno, hacia el interior.

Su nivel depende de la temperatura exterior y más precisamente de la temperatura sobre el lado exterior del aislamiento térmico. Según el grado de insolación, la temperatura de la superficie del tejado y/o de los muros, es superior a la del aire.

El tiempo empleado por el calor exterior para alcanzar el aislamiento es determinante.

Leer Más…